.

.

Otra pequeña historia que se cuenta
   05/24/2022 08:29:17     Noticias    0 Comments
Otra pequeña historia que se cuenta

Las guerras encierran siempre episodios en los que el azar se convierte en protagonista hasta hacer casi inverosímiles las historias en las que se ve envuelto. Y suele funcionar muy bien como recurso narrativo, en tanto que enlaza personajes a los que difícilmente se podría relacionar sin estridencias en un relato al uso.

Hay un cómic que acaba de lanzar una pequeña pero atrevida editorial aragonesa cuya historia se sostiene a base de los malentendidos que generan las casualidades. El otro gran soporte de “La pitillera húngara”, con su bonita cubierta y su cuidado acabado en cartoné, son los dibujos de Juanfer Briones, que consiguen planchas memorables, con especial atención a los vehículos dibujados, ya sean tanques, camiones o el elegante coche de una misión diplomática francesa que se adentra en la provincia de Teruel en los años 50.

El programa literario “La torre de Babel” de Aragón Radio reunió hace pocos días al guionista y el dibujante de este cómic y ahí desgranaron algunos detalles de esta obra, entre ellos esa querencia por el tono sepia que tanto recuerda las fotos de la época. Y es que todo el cómic está montado sobre un recurso mil veces visto pero siempre efectivo: un elemento encontrado de casualidad que permite viajar al pasado, rememorar lo ocurrido e ir viajando hacia atrás y adelante en el tiempo, siguiendo ese señuelo.

En el reciente Saló del Còmic de Barcelona, en el stand de GP Ediciones, estaba el ilustrador de este cómic y se confesaba deudor de Sento y de Daniel Torres, el flamante ganador del gran premio de este año. Las páginas de “La pitillera húngara” muestran esa advocación por la línea clara valenciana y, salvo pequeños detalles de colores llamativos, las viñetas semejan gloriosas fotografías viradas a sepia.

En este caso, es la pitillera húngara del título la que desencadena la acción. Y eso que el arranque de la historia tiene una serie de escenas muy potentes visualmente, cuando unos brigadistas de la Lincoln lanzan una ofensiva en la localidad zaragozana de Quinto con la cabeza rapada salvo un escaso mechón en el centro y tatuados como indios sioux, lanzando los gritos de guerra que luego hicieron famosos los westerns.

Recogida la anécdota, la historia se articula en torno a tres personajes que tendrán suerte dispar en la guerra civil española y la posterior segunda guerra mundial. El neoyorquino Paul Evans, el alemán Markus Babinsky y la francesa Alizée Lechance entrelazan sus destinos mientras se someten a los caprichos del azar. Entre los nombres que aparecen en estas viñetas, aparece también un personaje real que tiene una historia más que cinematográfica. Francisco Ponzán es el nombre de un maestro que luchó en la defensa de la República y que, consumada la derrota, peleó para la Resistencia facilitando el paso por los Pirineos a centenares de personas, al mando de una red, la Pat O’Leary, que alcanzó una dimensión mítica. Los nazis lucharon con ahínco para desmantelar esa eficaz maquinaria de escape y terminaron asesinando a Ponzán y varios compañeros, cerca de Toulouse, pocos días antes del fin de la guerra.

En este cómic Ponzán aparece casi de soslayo pero tuvo un papel protagonista en otra historia también publicada por GP Ediciones, con el título de “Frontera de Ordesa”. Quizá en esa ocasión las viñetas no pudieron captar la historia grandiosa de la red de evasión, aunque también había páginas de una gran calidad, con una cubierta que todavía llama la atención cuando uno se la encuentra por las ferias de tebeos que se organizan por tantas localidades.

Paso a paso, cómic a cómic, las pequeñas historias que todavía quedan por contar (o imaginar) ambientadas en la guerra civil (y sus consecuencias) se van abriendo camino hasta hacer buena esa sentencia que dice que “las historias que no se cuentan, desaparecen”.

https://nodormirporhaberleido.wordpress.com/2022/05/22/otra-pequena-historia-que-se-cuenta/

Comments

Log in or register to post comments
0